• Nuestra Visión de Ciudad
  • Principales Apuestas
  • Proceso Participativo del Esquema Director
  • Marco Legal
  • Productos Normativos del Esquema Director

“ Una ciudad sustentable, incluyente, competitiva y resilente, con una configuración policéntrica, en proceso de densificación y estructuración alrededor de redes de espacios públicos y de un nuevo sistema de movilidad multimodal, con oportunidades para todos y con un sistema de financiamiento , sano, progresivo y diverso”

La visión de vida urbana de calidad, concibe al desarrollo urbano, la mobilidad y los espacios públicos de manera integra.

Red Metropolitana de Espacio Público.

– Recuperación de espacios públicos.

– Red de movilidad blanda.

– Articulación con los centros de vida urbana.

– Ciudad más atraciva…

Fortalecimiento del sistema de movilidad.

– Se reduzca la demanda de viajes.

– Se promuevan los transportes más eficientes y la movilidad blanda.

Ciudad compacta e integrada

– Menor consumo del suelo

– Identificación de ámbitos estratégicos a densificar.

– Mixtura de usos, diferentes actividades al alcance de todos.

– Revertir el uso de la períferia.

Este instrumento tiene a su base el respaldo legal de acuerdo a lo establecido en la Ley de Desarrollo y Ordenamiento Territorial del Área Metropolitana de San Salvador y de los Municipios Aledaños, donde en su artículo 13 indica que para el cumplimiento de los objetivos de dicha ley se contará con un Plan Metropolitano de Desarrollo y Ordenamiento Territorial del AMSS que contendrá un Esquema Director.

Así mismo, se cuenta con el Acuerdo número 2 del Consejo de Alcaldes del Área Metropolitana de San Salvador -COAMSS, Acta número 13, del 7 de julio de 2016, donde se aprueba el Esquema Director.

Y para la entrada en vigencia y aplicación del mismo por parte de la OPAMSS, se cuenta con la publicación de los mapas normativos en el Diario Oficial 31, Tomo No. 414, del 14 de febrero de 2017 y la publicación del Decreto 9, en el Diario Oficial 55, Tomo No. 414, del 20 de marzo de 2017.

Suelo Urbano

Suelos que cuentan con los servicios básicos e infraestructuras necesarias (acceso rodado, abastecimiento de agua potable, drenajes de aguas negras y aguas lluvias y suministro de energía eléctrica) debiendo tener estos servicios características adecuadas para servir a la edificación que sobre ellos exista o se haya de construir.

Suelo Urbanizable o de Expansión Urbana.

Suelos que por sus condiciones físicas y de localización son considerados apropiados para su transformación urbanística, en atención a las necesidades de desarrollo urbano de la ciudad. Estos suelos deben considerar la situación existente, la necesidad de producir un desarrollo urbano coherente en función de la estrategia a largo plazo establecido por el Esquema Director, localización adyacente al suelo urbano a fin de mantener su conurbación, que presenten potencial para el desarrollo de actividades habitacionales y económicas y que formen parte de reservas de suelo necesarias para el establecimiento de infraestructuras y equipamientos de interés nacional o metropolitano.

Suelo Rural o de Naturaleza Rústica

Suelos que por sus características físicas son orientados al aprovechamiento de la producción agropecuaria y para los cuales no se contempla su trasformación urbanística a corto y mediano plazo. Forman parte de este, los suelos agrícolas que recogen actuaciones de producción agropecuaria y agroindustrial y suelos con asentamientos humanos y equipamientos de soporte para las actuaciones del ámbito rural.

Suelo No Urbanizable

Suelos excluidos de posibles procesos de urbanización o transformación territorial, en razón de las posibilidades de rehabilitación y/o restauración del medio ambiente y sus recursos naturales, de la prevención de riesgo por amenazas de origen natural y antrópico, de sus valores culturales como los arqueológicos, históricos y paleontológicos, o para la defensa de la fauna, flora o equilibrio ecológico.
  Se refiere a un plano de tratamientos urbanísticos que presenta un mayor detalle de usos de suelo, buscando orientar de manera diferenciada, las intervenciones que se puedan realizar en el territorio, según las características físicas y las dinámicas del ámbito de aplicación, acorde a la visión de ciudad adoptada en este Esquema Director. Cada uno de los tratamientos refiere a una parte específica del territorio, la cual podrá desarrollarse en diferentes modalidades de acuerdo a sus potenciales y limitantes territoriales existentes y futuras. Algunos tratamientos detallan una o más aptitudes, dependiendo de la complejidad de los mismos.
 
 

Uso de Suelos

El criterio rector de la zonificación del uso del suelo es garantizar una adecuada mixtura de usos en todos los sectores normados, garantizando zonas urbanas que reúnan vivienda, trabajo, compras y ocio, permitiendo a una gran parte de la población reducir las distancias de viaje, favoreciendo la diversidad que reduce la segregación socio-espacial.

Matriz de definición de actividades

Define la gama de actividades que es posible implementar en el área normada. La asignación de usos a las distintas zonas de tratamiento urbanístico, contempla cinco áreas de actividad, mediante las cuales se establece la destinación de cada zona en función de la estructura urbana propuesta por el Esquema Director:

• Actividad Habitacional:

superficies dedicadas a la actividad propia de la vivienda como lugar de habitación permanente.

• Actividad Industrial:

superficies dedicadas al conjunto de actividades económicas para la transformación de las materias primas en bienes elaborados.

• Actividad de Comercio:

Superficies dedicadas al conjunto de actividades económicas para el intercambio de bienes y oferta de servicios.

• Actividad de Equipamiento:

superficies dedicadas al conjunto de actividades para la localización de los servicios varios, entre ellos, educación y salud y para garantizar el recreo y esparcimiento de la población.

Matriz de condicionantes

Define las condicionantes o posibles impactos ambientales y urbanísticos exigibles a los diferentes usos de suelo de la matriz de definición de actividades, ya sea por ruido, olores, sustancias peligrosas, estacionamiento, carga/descarga, desechos, vertidos, entre otros. Dependiendo del número y el tipo de condicionantes, se puede advertir en que ámbitos geográficos del territorio es más factible un determinado uso de suelo.

Matriz de compatibilidad de usos

Determina usos de suelo permitidos, condicionados y prohibidos, así como su localización de acuerdo a los tratamientos urbanísticos.


Sitio Financiado por